Aventura de tiburones en Sudáfrica

TIBURONwelcome_yawn

El viaje en autobús desde Ciudad del Cabo a Kleinbaai ha durado tres horas y durante el viaje el autobús ha sido llenado por viajeros nacionales de Sudáfrica y turistas de Suecia, Alemania, EE.UU. y Reino Unido. Todos esperan o temen el estar cara a cara con un tiburón blanco.

En el lugar de White Shark Projects, junto al puerto, se han tapizado las paredes con horripilantes imágenes de tiburones blancos. Pero estamos aquí para aprender a respetar a los animales como son y aprenden sobre sus vidas. De esta manera quiere White Shark Projects  ayudar a preservar las especies en peligro de extinción.

El aire es caliente y húmedo, aunque el sol todavía es apenas visible en el horizonte brumoso. Somos 18 personas que subimos a bordo del pequeño barco en el que debemos enfrentarnos a las bestias mortales de los carteles de la pared.

No hay ninguna garantía de que veamos realmente tiburones, dice nuestro guía, el biólogo marino Adrian, y señala que los tiburones son salvajes y deciden ellos mismos si quieren mostrarse. Pero aquí, fuera de la punta sur de África, es la mejor oportunidad en el mundo para ver tiburón blanco.

Estudios han demostrado que los tiburones se mudan entre la costa sur de Australia y de vuelta durante el mismo año. Probablemente vuelven los tiburones aquí durante el invierno debido a la existente población de unos 60.000 lobos marinos en las islas cercanas.

El agua está a 11 grados y mientras nosotros laboriosamente nos vestimos trajes de neopreno y tubos de respiración, el tripulante Mandla remueve el cebo, una mezcla de atún y aceite que atraerá a los tiburones. El tiburón puede oler una gota de sangre en un volumen de 1.000 kilómetros cúbicos, cuenta él.

Nos metemos en la jaula, que se desciende de un lateral de la embarcación. Por orden nos vamos abajo al agua fría, cinco personas caben juntas en la jaula. Nos mantenemos por encima de la superficie y somos advertidos de que todas las extremidades estén dentro de la jaula, de lo contrario los organizadores no se hacen responsables de nuestra seguridad. Hay en la jaula dos barras de metal rojo, una arriba y una abajo. La barra superior para los brazos, de modo que uno pueda presionar abajo de la superficie del agua y la inferior de los pies de forma que uno no flote.

tibgansbaai_shark_dive_1

Las horas pasan y todos están supertensos. Algunos están allí por primera vez, mientras que otros se han vuelto tan “mordidos-por-los-tiburones”/adictos que visitan todos los lugares donde se pueden ver tiburones.

De repente hay vida en la tripulación, por lo demás silenciosa, casi susurrante – allí, justo al lado del barco, circulan tres animales majestuosos, justo fuera de la jaula. Todos los que están en la jaula hacen lo que han entrenado. Se agarran rápidamente a la barra roja superior, respiran profundo y se presionan hacia abajo y enganchan sus pies en los ‘congelados’ trajes de neopreno bajo la barra inferior.

Nada menos que cinco tiburones blancos están curiosos sobre nosotros y nuestro cebo este día. Nosotros, que los vemos por primera vez, quedamos impresionados de su tamaño – y tranquilidad. El tiburón blanco puede crecer hasta seis metros de largo y alcanza la madurez sexual cuando tiene 12-15 años. Nuestros gigantes son “sólo” de unos tres metros y se podrían llamar niños o adolescentes.

Desde 1991, los tiburones blancos están protegidos por la legislación de Sudáfrica y el comercio de sus partes, como mandíbulas, dientes y aletas está prohibido. Sin embargo, se observa que, debido a la pesca ilegal, más pequeños y menos ejemplares en los últimos años. Si no llegan a la madurez sexual, no pueden, naturalmente, proliferarse.

Cuando el día en el mar se acerca a su fin, tomamos el camino de vuelta pasando por las islas de lobos marinos y nos encontramos con una multitud de estos –la razón de la elección de ‘vivienda’ del tiburón. Los lobos marinos compiten graciosamente en acaparar nuestra atención y alivian un poco la decepción de los que n o se atrevieron a sumergirse cuando tuvieron la oportunidad, o simplemente no tuvieron la suerte de su lado mientras esperaron en la jaula.

Costos:

De Estocolmo a Ciudad del Cabo se puede conseguir billete por unos 600 €, eligiendo días apropiados y soportando varios transbordos. Alternativas más rápidas, unos 200 € más. Habitación de cama doble se puede conseguir en Ciudad del Cabo por unos 40 €. La “aventura del tiburón” cuesta cerca de 150 €. [Mytomspunnen./http://www.dn.se]

tibmap_new2
Map and Directions to Gansbaai/ Kleinbaai Harbour:
    From Cape Town take the N2 over Sir Lowry’s Pass. Continue till over
          Houw Hoek Pass
    Turnoff R43 towards Hermanus! Pass through Hermanus in the direction of Stanford. Drive through Stanford to Gansbaai. Through Gansbaai at the 5TH intersection turn right, (sign-posted Kleinbaai.) Keep going straight until you come to a stop street and then turn left into
          Van Dyk Street

    We are the first house on the left No.3

    GPS CO ORDINATES: 34 36. 850S 019 21. 285E

http://www.sharkcagediving.co.za/

www.gansbaai-everitt.co.za/clients/www.gansba…

Gansbaai Accommodation Guest House Bed and Breakfast

www.saveourseas.com/new-shark-centre-gansbaai

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*