El lujo atraerá a los jóvenes a comprar autocaravana

 

Airstream. Foto Lars Andersson
Airstream. Foto Lars Andersson

El salón de caravanas de Elmia es un escaparate. Las nuevas generaciones serán atraídas por el confort – las caravanas serán más cómodas que una habitación de hotel.

La  caravana es como antes. Todavía dominan los cajones blancos con ventanas de plástico. Pero por dentro ha pasado mucho desde la película sueca sobre la vida de camping ”Hemos tenido por lo menos suerte con el tiempo” que se estrenó el año 1980.

Hoy día, los fabricantes están apostando en grande por la comodidad. Será más barato, más fácil y más cómodo de vivir en caravanas y autocaravanas que ir a un hotel. Confort es la palabra clave cuando se trata de atraer a las nuevas generaciones a la vida de autocaravana. Todavía hoy, son los de las décadas de los 40 y 50 los que más dinero apuestan/invierten en caravanas.

Pero el caravanero sueco ha cambiado desde los años 80, cuando las familias con niños se vestían con monos que hacían juego y se iban de vacaciones. Un gran grupo de personas son actualmente activas, dedicadas a la pesca, golf, paseos a caballo y senderismo.

-Ese grupo se interesa por las caravanas más baratas. Son las actividades actividades al aire libre las que se encuentran en el centro, pasan todo el día fuera y usan la caravana como dormitorio y base en lugar de una tienda, dice Jorgen Nyström, director de programación del salón de Elmia.

Los que se dedican a vacaciones tradicionales quieren comodidad, tanto en la caravana, autocaravana como en el camping. El estándar en el equipaje es en muchos casos alto como en la vivienda ordinaria –si no mayor.

Las autocaravanas más caras no son tan sensibles a las fluctuaciones cíclicas de la coyuntura como las de clase media. Hoy es posible vender autocaravanas de varios millones de coronas en Suecia y la industria del ramo explica esto con que son las mismas personas que se ven en un Ferrari las que ven la autocaravana como la alternativa a un barco. La que más llama la atención en el salón es la Concorde –una gigante de doce metros. En la lista de equipamientos hay entre otros lavavajillas, micro, sistemas multimedia, televisores en cada sección –sólo por mencionar algunas opciones.

En la parte trasera del autobús hay un garaje – con espacio para un Fiat 500. Con los costes adicionales cuesta la autocaravana tres millones y medio de coronas – entonces no está incluido el Fiat.

La autocaravana sueca Kabe Travel Master Royal cuesta 1,3 millones totalmente equipada. Y la tendencia es que los clientes están ordenando todas las opciones disponibles.

– Este otoño, vamos a construir 20 autocaravanas, y se venden todas, dice el director ejecutivo de Kabe Alf Ekström, que cree que la estrategia para atraer a las nuevas generaciones va por señales de comodidad. Si se requiere espacio y confort aun mayor está la casa móvil Wilerby Boston – 74 metros cuadrados sobre ruedas. Totalmente equipada con dos baños, cocina ultramoderna, dos dormitorios y un “walk-in closet”. El año que viene se lanzará la casa móvil como residencia anual (o “para vivir todo el año”). En lo que se refiere a diseño, es en su mayoría en blanco. Es cuadrado y aburrido. Algo de gráfico anima.

El fabricante Tab muestra una interpretación del clásico huevo – una caravana pequeña, que cuesta alrededor de 100.000. Pero el verdadero subidor de pulso del salón es el aluminio brillante de la caravana americana Airstream, que ha rodado en los Estados Unidos desde los años treinta, y primero ahora encontró a Suecia después de haber estado varios años en el mercado europeo. El Rolls-Royce de las caravanas estará como número uno de la lista de deseos de todos los suecos que tienen un coche americano clásico en el garaje. Pero el precio es jugoso. La caravana más barata cuesta algo por debajo de las 600.000, mientras que la mayor se acerca al millón –el doble de caro que un recién restaurado Cadillac de los años cincuenta.

La industria caravanera quiere renacer de nuevo la vida en caravana. Y hay señales de que los de las décadas de los setenta y ochenta –los que crecieron en caravanas –han vuelto a descubrir esta forma de vacaciones en la edad adulta.

-La caravana se consideró como fuera de moda en los años noventa, la gente veraneaba de otra forma. Pero los que crecieron con la caravana y miran ahora el interior de una caravana moderna quedan sorprendidos por el cambio. Tanto las caravanas como los campings ofrecen un estándar completamente diferente hoy, dice Jörgen Nyström.

[Fuente: alltommotor.se)

Airstream, Inc :: Home

Airstream, Inc :: Our 2010 Fleet

Airstream för Europa

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*